Internet. El gran escaparate

Internet. El gran escaparate

No puedo negar que me siento feliz por compartir conocimientos y experiencias con personas que por nuestras diferencias geográficas, generacionales, profesionales y personales, casi con toda seguridad jamás hubiera llegado a conocer.

Somos muchos los que, sin conocernos, compartimos mucho a cualquier hora del día (o de la noche), a través de cualquier tipo de dispositivo,  y desde cualquier lugar (del Mundo).

Y lo más sorprendente de todo ésto es que lo hacemos, en la mayoría de los casos, sin tener la más remota idea del entramado tecnológico y de la sofisticación en el terreno comunicativo que algo aparentemente tan sencillo conlleva.

Pues bien ésto es lo que más me interesa de Internet. Me parece:

  • Fascinante la interactividad.
  • Impresionante la inmediatez
  • Abrumadora la capacidad multimedia con la que comunicarse.
  • Sobrecogedores los objetivos que se pueden alcanzar con el contenido que publicamos en la Red, a través de un inteligente Marketing de Contenidos.

Pero lo que verdaderamente destacaría por encima de todas estás cualidades, sería la impregnación de todo ésto en una sociedad que no es en absoluto (al menos en gran parte) consciente de ello.

Álguien mecionaba  a los jóvenes (Nativos Digitales) para los que la vida “carece de sentido” sin Internet, y más concretamente sin su conexión Móvil a Internet. A través de ella se abren al mundo y éste a su vez les ofrece todo su potencial. Potencial para el bien pero también para el mal. También se hablaba de las personas mayores, muchas de las cuales ahora tienen más contacto con sus hijos o nietos que cuando vivían bajo el mismo techo.

Cómo iban a dejar pasar por alto las sesudas mentes que manejan los hilos del comercio y de la comunicación una herramienta como éste. O tal vez no será que estas mismas mentes hayan contribuído a potenciar la Red para difundir sus mensajes de manera más:

  • Interactiva.
  • Inmediata.
  • Multicanal.

Es cierto que todos tenemos voz en Internet y que todos podríamos convertirnos en líderes de opinión. Pero quien maneja los medios más poderosos también tiene más  posibilidades de incidir en más personas con sus mensajes y/o campañas.

¡Pero hay esperanza!

Pues si algo ha demostrado la Red es que:

  • El ingenio.
  • La creatividad.
  • La credibilidad.
  • La reputación.
  • El trabajo, mucho trabajo.

pueden conseguir, y existen numerosos ejemplos que lo demuestran, que David, si no venza a Goliat, al menos pueda mirarle cara a cara y decirle:

¡Eh tú! Que yo también existo y que tengo mucho que decir*

*Donde escribo “decir”, podría poner: vender, opinar, influir, aconsejar, adoctrinar, enamorar, regalar, predicar, sugerir, aconsejar, excitar, asustar, etc, etc, etc….

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies